Somos solo personas.

Somos solo personas.

Tu como yo somos: tierra, mar y viento
además de tiempo, nada más;
hacemos caminos al andar y andamos
siempre mirando al frente, sin parar,
hasta que se nos acaba el tiempo;

luego repasando lo andado descubrimos
que estamos en el mismo sitio que ayer,
con menos tierra, menos mar, menos viento
y menos tiempo en el mismo lugar;

que solo somos personas,
hechas con:
tierra, tiempo y mar,
aprendiendo a volar con el viento,
sobre ese camino que con pena
hicimos al andar.

Jecego.