No te apartes de tu sombra.

No te apartes de tu sombra.

No te apartes de tu sombra, písala, no dejes que se escape; a la sombra le gusta mucho la noche porque ese es su medio favorito; le gusta pasar desapercibida para hacer de las suyas, escabullirse, cambiar de formas, hacerse gigante desafiando al día; mientras la mañana prepara su estrategia y la vence por unas horas; y así pasa su vida, batallando por vencer, pero el día piensa  y hace lo mismo llevándonos de la mano como soldados de sus batallas; ellas se divierten con su guerra, mientras nos arrastran a la muerte. Todo en nuestra vida es una sucesión de batallas, unas cara a cara, y otras a la escondida, se nos va la vida luchando. Teniendo la sombra pisada, es más corta la caída de la que no podemos librarnos; mientras veamos nuestra sombra, estamos vivos, no la dejemos escapar, hay que luchar por vivir, aunque no sabemos porqué ni  para qué. ……


Jecego. Sábado 10 de diciembre del 16.