Preciosa mañana. Buenas días.





Preciosa mañana. Buenos días.

Que bonito es verte cuando llegas
a este rincón perdido en mi desierto;
y es aquí donde yo siento lo que siento
cuando me abrazas, te abrazo y te quedas.

Que hermoso es el silencio
cuando cierras los ojos y nos vemos;
que maravilloso es sentir lo que siento
cuando a ciegas y abrazados, nos sentimos.

Cuando habla el silencio, se cierran los ojos,
y se tapa la boca con un beso ardiente
ocurre el milagroso efecto de un cielo
de inocente factura y el cálido efecto,
de un alma que se siente arropada de amor;

no sé si es osado o atrevido, besarte,
o es pérdida de oportunidad, no hacerlo;
pero dejar que el viento se lleve mi deseo
y perder el milagroso momento de sentirte
no lo haré, estando ansioso por verte y tenerte.

Jecego.