La palabra es viento guardado en si mismo,

La palabra es viento guardado en sí mismo.
Jueves 03 de marzo del 16.

Cuando sale de su guarida nombrando algo, empieza a existir fuera de sí. Se hace elemento importante en un mundo de soledades;  empieza a sentirse útil dando nombre a las cosas bajo la luz del sol que le avala y da validez.
La palabra es el resultado de un viento modulado a la medida de un pensamiento que da libertad a una idea hasta ahora desconocida por estar guardada en una mente sin uso.
Al salir a la calle, la palabra, siente la necesidad de ser útil y se pronuncia a su libre albedrío, dando nombre a las cosas que encuentra, y expresando sus sentimientos sin vida hasta ese momento.
Es la palabra un mundo sin cuerpo que une todo lo que existe solo con llamarles por su nombre;  la palabra es noble cuando sale de una boca responsable; pero es agresiva como una tempestad cuando sale sin control por una boca bárbara.
La palabra es ese espacio que existe entre ser y no ser; entre el silencio y el grito entre entenderse o no existir, en un mundo mudo en el abismo de lo consciente, entre la memoria y el olvido, poniendo voz al silencio.
Usemos la palabra como medio de comunicación; pero hagámoslo con educación y sabiduría, de forma que expresemos amor con los cinco sentidos, haciendo que vivamos en paz y armonía usándola como medio; como un abrazo.
Con un te quiero como meta.

Jecego.