Gracias al cielo primoroso de hoy.

Gracias al cielo primoroso de hoy.
Domingo 21 de febrero del 16.

Gracias al cielo primoroso de hoy
por dejarme ver tu cuerpo desnudo;
llevas tantos días vestido, escondido a mi mirada
que ya mis ojos tenían necesidad de tu rostro;

Hoy te veo azul como me gusta verte,
desnuda tu piel como en el verano;  
no tengo miedo a lo rayos que produces
porque son cálido como la suerte de tenerte.

La lluvia te ha duchado y limpiado tus cenizas,
y dejado tu cuerpo azul, como me gusta verte;
las nubes se pasean delante de ti ofreciéndote su traje,
a la vez de querer vestirte y regalarte una sonrisa.

Pero tú no quieres vestirte.

Parece que acabas de salir de la ducha
libre del polvo de tu desierto precioso;
gritando a la luna, ven ahora que mi piel no quema
y hagamos un nido donde tu me digas;
los dos juntos mas allá de las estrellas
que curiosas llorarán de envidia, por tenerte..

Jecego