Como una nube o como un sueño

Como una nube.

Como una nube me inventaste
como un sueño te encontré,
y los dos sin cuerpo hicimos el amor
en el refugio del Teide en un sueño
creado por los dos, para los dos.

Los pinzones azules nos miraban
sin saber si había algo en el lugar,
oían gracias al cielo como viento en la roca
pero nada que diera sombra percibían
y nos miraban como locos a los dos.

Tu como vapor de lava movías mi roca
y yo como un sueño me dejaba,
y se fue moviendo la noria
que habíamos creado los dos sin cuerpo
con una canción de viento que sonaba.

Ellos copiaron nuestros sonidos
y canturreaban mirando al refugio nuestro
su canción, imaginando duendes perdidos;

mientras con mis manos dibujaba tu contorno,
y con mis labios buscaba los tuyos hechos llama
en la luz mágica de tus ojos despertando.


Jecego. Domingo, 02 de octubre del 16.