Yo soy de aquí.

Yo soy de aquí.

Soy de aquí y vivo a tu lado
duermo mis sueños junto a ti,
a tu espalda, a tu regazo, solo,
esperando te des la vuelta
para encontrarnos con los ojos;

cuando nos miremos cara a cara
sin palabras hablaremos del tiempo perdido,
callados, en un mundo hecho de palabras,
sin sacarlas al sol y al viento, que tomen vida
y dejen para siempre, ser silencio reprimido.

Cuando faltan las palabras
o el pensamiento se ha dormido,
todo se ha perdido, porque falta  un abrazo,
que aunque es mudo, habla en voz alta,
de aquello que llevamos escondido
entre los dos brazos; en el corazón callado.

Soy de aquí; de esta tierra afortunada
donde el viento se llama “alisio”,
la montaña la llamamos “Teide “,
a la mar, “atlántico” padre y madre a la vez,
a la mujer, llamamos: madre, hija, o esposa;
además de flor preciosa; sueño y vida a la vez.

Estoy a tu lado, pero no me ves;
así es mi gente, que busca fuera
lo que tiene aquí,
por no darse la vuelta y abrir los ojos
con lo sencillo que es.

Lo tenemos todo
pero nos perdemos buscando lejos
algo, sin saber qué….

Jecego. Martes 05 de abril del 16.