Me despido de esta noche.

Me despido de esta noche.

Acabo de despedirme del sueño de la noche
ese sueño que me da descanso, a cambio de vida,
ese sueño que me suma tiempo y resta vida
dejándome de ella, un ligero recuerdo triste.

Me he despedido de la noche, apenado
por tanto que se ha llevado de mí, a cambio de nada;
todos mis sueños se fueron con la noche oscura,
quedando solo dolor y tristeza en mi memoria;
que se quedan conmigo consumiendo mi tiempo
recordándome que estoy vivo, pienso y sufro,
y que el tiempo no se termina con la noche,
que un nuevo amanecer vendrá con el sol mañana
que iluminará mi cielo lleno vida; un día más;

por un camino, con nueva luz, para empezar de nuevo
a viajar por el amanecer de este nuevo día, de la mano
de este despertar del sueño, de esa noche perdida
en la eternidad de mis sueños, más allá de mi vida.

Jecego.