Tiempo, tiempo, la vida es tiempo.

Tiempo, tiempo; la vida es tiempo.

Yo soy tiempo en un envase de piel guardado,
el epílogo de un trabajo bien hecho; un hombre
lleno de luces y sombras, de risas y llantos
de gritos y silencios, en un mundo sin fronteras
redondo, en movimiento, en mi parcela luchando. 

Antes fui máquina sin tiempo, ágil, libre, osado,
luz, sombra, aliento, abrazo, beso y sueño;
cosa que el tiempo a modelado a lo que soy
cuerpo de carne y hueso, sumiso al tiempo
que me ha robado mi furia y mi lustre vano.

Aquí sigo cargado de tiempo, más o menos loco,
como el tiempo; seco o húmedo, lluvioso, soleado;
con alas o sin ellas,, solo o acompañado
seguiré mi lucha con mi tiempo sin darme por vencido
hasta el último momento como el mejor soldado.

Todo se acabará, cuando se termine el tiempo.

Jecego.