No me importa lo que digan

No me importa lo que digan…..o piensen.

Teniendo una camisilla caliente
y una chaqueta abrigada,
el frío no me importa nada
ni lo que diga la gente;

y si para más ilustración,
tengo en el caldero al fuego
un trozo de lechón negro;
un cuchillo y un tenedor;
mi felicidad crece un montón
sin importarme el invierno.

No es el frío lo que me aplaca
la lujuria que de ti tengo,
porque teniéndote a ti, tengo
abrigo,  alimento y remedio;
para combatir el frío
que quería traerme el invierno.

Ya estamos en abril, frío y florido
sintiendo lo que siento contigo;
buscando en la cueva, tus montañas
calor y cobijo en la fogata  de tu cuerpo;  

hasta que pase el viento frío
pasado por agua;
con mi barriguita caliente,
un costillar  en la brasa,
y una botella de vino
en la cueva de tu cama.

Seguro ignoraré el frío contigo
y olvidaré el viento y del agua
abrigadito en la cama..... 

Jecego.