Espero que maññana sea n buen día.

Espero que mañana sea un buen día.

Ya llega mañana con olor a viento y agua,
debo cerrar bien la ventana,
no quiero sorpresas, y faltan las palabras
de ese viento frío que viene del norte
con muy mala cara; enseñando su lengua
colorada de fobia, en una apacible cara.

Que apague su crudeza en la calle
donde está ahora, en la playa vacía,
hablando un idioma que solo ellos entiendan,
que se rompa en las rocas con la ola que le trae,
que se convierta en arena en la costa
y alisio en la montaña;

como gotas de agua que cantan
en los cristales de mi ventana,
como pajaritos pidiendo asilo
a las cálidas ramas del árbol que le abriga,
que cuando llegue a mi casa sea
solo luz suave, dulce y calma, como una sonrisa
que respire amor en mi cara
sin olor a tormenta, todo calma;
que de tormenta solo lleve ese nombre,
que limpie el aire de polvo,
que las flores le digan gracias
y premien con sus perfumes
en cualquier idioma que hable.

La vida vivida en calma, es amor del bueno;
sin amor la vida es muy poco o nada;
o simplemente una tormenta que lo daña todo.


Jecego.