Quiero ser pupitre o mesa.

No me gustaría ser
el  fondo de una estantería,
una mesa o pupitre me gustaría
para abrir los libros y leer;

un libro es una mujer
la que te enseña cada día,
que una cosa es poesía
y otra diferente mujer;

una poesía es una rosa
flor hermosa con olor a miel;
pero la mujer supera su belleza
y además de oler, siente también.

Por eso quiero ser, pupitre o mesa
y no estantería cárcel cruel;
porque sentir se siente al leer
el libro que llevamos a la mesa,
y lo guardamos en la cabeza
después de haber aprendido de él;

por eso no quiero ser
el fondo de una estantería,
practica cruel de tener un libro cerrado
él está lleno de sabiduría;
pero cerrado no puede salir.

Mira a una mujer,
y mira una rosa,
las dos son hermosas
pero,
la mujer siente como un libro abierto

y la  rosa queda solo en eso; siendo rosa.

Jecego.