Sabiduría y amor, unidos.

Sabiduría y amor, unidos...

Como si fuera un sello en una carta,
como el viento llena los vacíos,
como una mirada que lo dice todo,
como el águila mira desde el cielo,
así es mi cero y mi infinito
cuando miro separadas las dos palabra
que deberían ser, un solo grito.

Separadas las dos palabras
en dos cuerpos distintos;
una descuida su sapiencia
al perder el enlace para unirlas,
y se pierde ese amor que en paralelo
puede ser amor infinito,
y escapa de las del viento amigo
por estar separadas un momento, en los siglos.

Todo es verdad y es mentira
todo es, grito y silencio;
todo se gana y se pierde
en un solo momento;
cuidemos lo que tenemos seguro
síntoma de sabiduría siempre
amándonos a nosotros mismos
haciendo nuestro amor eterno;

Nada hay más sabio
que amarnos a nosotros mismos.
Sabiduría y amor unidos
por los siglos y los siglos…..

Jecego. Domingo 29 de mayo del 16.