Alfombras. Silencio es una palabra.

Silencio es una palabra que se quedó sin aire,
vacío, está el silencio vestido de palabras,
no tiene voz, se retiran las aves calladas
porque sin aire sus plumas no pueden
escribir su sueño en el vacío, en el viento.

Hermoso sería ver pasar
al viento lleno de palabras,
de sueños, de colores y pensamientos
que pudiéramos leer, cuando pasan;

embelleciendo los vacíos, las calles, las plazas,
dando matices a las ideas que escapan,
hermoseando las caras de las aves que vuelan
acariciando los ambientes y las caras:

que miran asombradas
la belleza que crean con sus manos
la sabiduría de una raza, con amor
unas sabias y precisas, manos blancas;

como esas alfombras gigantescas
que hicieron esta mañana
en todas la calles de España,
en silencio, esas sabias, manos blancas;

a cambio de amor, solo amor,
esa palabra que lo llena todo,
cuando escapa de un corazón que ama
para dar color a la vida, a cambio de nada.


Jecego.