No sé.

No sé.


No sé cuando estoy a tu lado
porque es costumbre estar sin ti;
no sé cuando estás en mi
o cuando yo estoy a tu lado.

No sé cuando me acompañas
o cuando yo te acompaño;
no sé cuando somos compañeros
o cuando somos mitad y mitad caminando.

Esta última casualidad
sería por estar integrados,
tu cuerpo y el mío en un lazo
en íntima dualidad abrazados;

no sé si esta remota coincidencia
nos da la posibilidad de tenernos,
dos veces a la vez;
o al contrario es, fractura de mi ser,
una, cuanto tu vives en mi
y otra, cuando yo vivo en ti;

 o tengo, que vivir como  siempre,
buscándote.

No se……


Jecego.