Cuando apareció la luz...




Cuando apareció la luz,
se rompió el  silencio de la noche.

El silencio se hizo voz
 y la  boca celebra su triunfo,
se hace viento y vuela lejos
hasta donde nació, su embrujo;

Se hace palabra, y ésta mensaje que vuela,
se hace luz e ilumina al mundo,
engendrando claridad y nombre a las cosas
que antes vivían en la oscuridad,…. mudos.

La luz del  sol  se hace mágica y habla
y da a las cosas, un nombre, su nombre;
y en el mirar serio de las cosas, a su lado,
brota la luz misteriosa de su nombre;

nos miran y sonríen agradecidas
de vivir con nosotros, su vida de cosas,
en las manos cariñosas de Dios
que las creó con su luz misteriosa;
dejando de ser oscuras noches
para ser las cosas amigas del  hombre.



Jecego.

1 comentario:

Katy Sánchez dijo...

"Cuando apareció la luz,
se rompió el silencio de la noche".
Magnífico verso. Me encanta. Bss