Mañana será luna llena.





Mañana será luna llena,
esta noche tendremos un paisaje gris;
la luna muy parcialmente se asomará
entre las greñas del cielo a saludarnos
con ráfagas de viento y lluvia, con olor a monte
a hierba, a ruda, a romero y a sueños.

Mientras subiremos al Mirador, a la Dehesa  y luego
volveremos a casa, a la cuna de nuestros recuerdos,
en la sala semi/oscura de nuestros labios
donde guardamos nuestros sueños y nuestros besos.

Al final de nuestros andares encontraremos
ese lugar idílico donde creamos castillos y montañas;
donde guardamos todos nuestros sueños y secretos,
donde duerme la historia, nuestra historia,
hasta el final de los siglos en nuestra memoria.

Allí encontraremos lo guardado, lo íntimamente bello
salpicado de soles, de lunas de estrellas y besos,
en una escena solo nuestra, guardada en silencio
en una sonrisa helada
esperando que llegue mañana…



Jecego.

3 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Como siempre expresas con bellos versos esos recuerdos llevas cosidos al alma.
"volveremos a casa, a la cuna de nuestros recuerdos,en la sala semi/oscura de nuestros labios
donde guardamos nuestros sueños y nuestros besos."
Un maravillosos resumen de tus sentimientos. Gracias por compartirlos.
Bss

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Katy, gracias por compartir tan bellos sentimientos. La vida nos regala bellezas tan hermosas como tus sentimientos, envueltos en palabras que llegan al alma. Un abrazo por compartirlas y ser mi amiga. Isidro.

Ilesin dijo...

Hechicera y hermosa la luna nos permite evocar aquellas emociones que a veces están encerradas en nuestra alma.
Besos