La justicia de los hombres......

Cárceles a la medida económica del hombre, en un país que no recuerdo su nombre.
Cualquier parecido con nuestra realidad, será pura coincidencia.

Foto tomada de Google.

No me busques más allá de mis plantas
soy pobre y no tengo mangas,
hasta el sol me niega, o pasa muy tarde
para alargar mi sombra cuando ya no la ve nadie;

la oscuridad lo empareja todo, y todo vale
bajo la sombra de las leyes para unos hombres;
para otros las leyes se ocultan a la sombra de los frutales 
y pasan sin dejar huella en los hombres que las hacen.

Hasta las cárceles son diferentes para unos y para otros
no importa el delito siempre que paguen con  mieles,
las cárceles de los pobres son CÁRCELES, ya sabes,
las de los ricos, son hoteles especiales con muchas libertades.

Pena me da cuando me lleven para castigarme por no creer en nadie
cuando lean mis verdades los que nos mienten,
ellos siguen siendo libres en sus hoteles-altares
y nosotros, los pobres, encerrados en CÁRCELES.
sin nombre.

Es ésta nuestra justicia a la medida de los dolares,
a la medida de gobernantes y ladrones;
unos cobran salarios enormes mientras vivan,
otros cobramos las minucias del paro, unos años;

y otros sabedores de argucias y falsedades
se llenan los sacos sabiéndose protegidos
con leyes que ellos mismos hacen en su beneficio
sin importarle un comino el resto de los hombres.

Unos ocupan unos cargos políticos cuatro años y cobran
toda sus vidas, y más de diez veces lo que yo;
otros trabajamos toda la vida y apenas cobramos para el pan
y seguimos hablando de justicia social; como ensayo;

para que aquellos puedan cobrar sueldos de por vida
otros tenemos que quitarnos los calzones;
que por respeto a nuestros semejantes
no colgamos en los balcones con nuestras siglas.

Jecego.