Anoche te visité en sueño.

                                               El valle de Güimar desde la Dehesa.


Anoche mientras dormía visité tu sala
sus paredes pobladas de libros colgando
cada uno solo tenía una palabra, su título:

amor, te, amo, y, lo, haré, siempre, por vida,
en ese orden; el resto solo colgaban en su espacio...
al final de la estancia, en silencio estaba un beso colgado ...

y pensé; creí que se había olvidado.......

Jecego.






2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Que bonito Isidro. He estado una semana aislada de este mundo, sin conexión a Internet. Así que ahora ni se por dónde me ando. Tengo ir a visitar a mucha gente.
Bss y buena semana

Isidro Jesus Cedres dijo...

Gracias Katy por tenerme en tu lista de favoritos. Cuando una luz brilla por su ausencia, un alba viene a sustituirle y hace más grato un reencuentro. Ahora estoy de descanso, para casi todo. Un abrazo y bienvenida. Isidro.