Hoy le di la vuelta a la montaña grande.



Foto tomada de Google.

Hoy le di vuelta a la montaña grande sin dejarla boca arriba...., caminando, una hora y cuarenta y cinco minutos, con mi nuera-hija Emilia: Nunca había sentido el peso de mis 82.6 años, pero les puedo asegurar que pesan mucho para los jóvenes de mi edad; ya empecé con mis dudas, respiraba hondo para asegurar una buena cantidad de oxigeno para el viaje y a medida que avanzaba me paraba para hacer una foto del paisaje que a su vez era una forma de cargar mis pilas, y así, paso a paso le dimos la vuelta a la montaña sin moverla......., que ironía, cuando llegamos al punto de partida, fue inmensa mi alegría porque había superado mis dudas de conseguirlo; lo celebré con una Fanta naranja que había llevado para el viaje, si hubiera sido un buen güimarero hubiese llevado una botella de vino de esta tierra. Alguien desde la finca del Estado echó un globo.......
Bueno, vi nuestro Malpaís que habían más de 50 años que no le pisaba y recordé a mi madre que desde que yo tenía doce años, íbamos a buscar leña seca para tostar el millo y el trigo para hacer el gofio en las máquinas de Eladio, de Juan, o de Miguel Gómez..
El próximo domingo si puedo, vuelvo......
Un abrazo. 
Isidro Jesús.

2 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Muy bien hecho Isidro. Estás hecho un chaval. Nada mejor que caminar para conservarse joven.
Bss

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Katy, la verdad es que físicamente estoy pasable, pero soy consciente de que hoy cumplo 82.6 años que no es moco de pavo. La vida me ha dado de todo y TODO lo llevo conmigo. Caminar no es lo peor que me pasa, lo peor es el peso de tanto tiempo encerrado en mi envaseeeee.
Y lo mejor es disfrutar de mi familia y amigos viendo como pasa el tiempo por mi sin decirme ni adiossss. Un abrzo. Isidro.