Si yo pudiera parar mi tiempo.









Antes que el tiempo tuviera nombre,
antes que la palabra se hiciera verbo,
había un hombre que quería ser
el primero en para el tiempo;

y lo intentó muchas veces
con sus manos delante del cuerpo,
intentando parar el aire
que confundía con el tiempo.

Las cosas no tenían nombre
no sabía como se llamaban,
todas eran cosa errantes
en un mundo sin definirse nada;

y el hombre no encontraba la formula
para medir su tiempo,
lo notaba en las canas 
que aparecían en su pelo;

pero como nada tenía nombre
no controlaba su cuerpo,
y los años pasaban por él diciéndole:
yo soy tu tiempo.

Cuando el hombre puso nombre a las cosas
puso en orden su pensamiento,
 llamó a las cosas por su nombre
y descubrió que era viejo;

también descubrió que las canas hablan
de su edad y su tiempo;
porque lo llevaba grabado en si mismo
y solo necesitaba un espejo,
que encontró a sus pies
en el agua que estaba lloviendo.

Cuando se miró, se abrió su mente
y descubrió que apenas se hizo la palabra
todas las cosas tomaron nombre
y él se llamó viejo;
y que era inútil el esfuerzo
de intentar parar el tiempo.

Jecego.


5 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Precioso de verdad. Es así. Lo que pasa es que no lo aceptamos con facilidad. Te aconsejo no mirarte en los charcos, porque ahí no sale el alma.
Bss

Isidro Jesus Cedres dijo...

Precioso y real comentario. Gracias.
Estos poemas solo se pueden escribir cuando el sol empieza a ocultar su luz, o las piernas se sienten cansadas de caminar siempre en la misma dirección. Solo en la noche se pueden ver las estrellas...
Un abrazo amiga por traerme un poco de agua y de luz..con tu comentario.
Isidro.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Bello poema y muy bien construido, le felicito.
El tiempo pasa por nuestras vidas y nos deja sus marcas, pero demos gracias de descubrir que llegamos a viejos y que seguimos siendo felices.
No recuerdo que nunca nos hayamos visitado, y le pido disculpas, no llego con tantos seguidores y ahora estoy visitando a los más de 1300 seguidores, le invito que lea mis poemas en vídeo y retomemos contacto .
Con ternura
Sor.Cecilia

Cristina dijo...

Gracias por estar presente en mi sitio y regalarme unos minutos de tu tiempo... tiempo sagrado en cual todos vivimos.
Un abrazo a la distancia, bonita noche!

laura dijo...

Es precioso abuelo!! me encanto. Eres un escritor de primera! besos