Regalame una mirada.




Calma mis ansias vivas
con el brillo de tu mirada,
dame la luz de tus ojos 
dirigiendo a los míos tus ráfagas.  

Vivo un sueño sin frontera 
encerrado  en mi primavera,
eres esa flor que me lleva
hasta ti, primorosa rosa.

En ti se multiplicó la flor 
que creció en mi corazón herido,
esa rosa que llevas contigo
con el brillo de la flor más hermosa.

Regalame una mirada te pido
para que mi sueño siga tu sombra. 

Jecego.

3 comentarios:

Katy Sánchez dijo...

Me parece que la bella dama de la foto te da la espalda y no está por la labor de regalar nada.
Se ve que no le has recitado a tiempo estos bellos versos. Seguro te habría regalado la mejor de sus sonrisas.
Bss y buen domingo

Isidro Jesus Cedres dijo...

Gracias Katy, creo que el tuyo el el nombre que más he escrito en mi vida, y también uno de los que más se puede encontrar en mi blog. Seguro que es la luz que más ilumina mi camino por este mundo sin fronteras.
Gracias amiga por todo lo que me ayudas a seguir ocupado.
No me importa que me de la espalda esa señora, una flor es toda flor, aunque se de la vuelta.
Un abrazo y buen domingo. Isidro.

Cristina dijo...

Bellas letras, bello deseo!
Un placer leerte Jesus,te dejo un fuerte abrazo, bonita noche!