Soñé que estaba en Ochagavía con una flor que había robado.

Que poco me cuesta soñar, pero, ¡cuanto se sufre cuando se despierta y se ve el sueño roto!..
Soñé que había viajado a Ochagavía con la más preciosa dama que se pueda soñar.
Que nos habíamos sentado bajo un árbol, cerca de un río, que había un puente que enlazaba sus dos orillas, y que el agua cantaba como los ángeles al frío invierno.
No te busques en el paisaje, estás en cada letra.
Foto tomada de Google. 
Si algo de lo expuesto molesta a alguien me lo dicen y rápidamente lo quito.  
Ha sido solo el poema de un sueño. La foto es de verdad y un sueño también.

Mi imaginación crecía como ese árbol 
que nos cobijaba y reía su grandeza,
él era libre y no comprendía mi torpeza
mientras respiraba libre, yo me quedaba sin aire.

El río pasaba cantado al mundo su belleza         
y nos invitaba a descansar nuestros pies en su agua,
helada estaba como el hielo, pero, cantaba, bailaba
y tocaba con las piedras, su danza desmelenada.

Yo la miraba y pensaba
mi mal no tiene perdón;
no basta con mirar su cálida belleza 
y sufro cuando debería esta contento;
me duermo viendo correr el río
en vez de despertarme en su agua-hielo.

Vamos a hacer una trenza de palabras, pensé,
pero el río no me dejaba; su voz me invitaba a bailar;
Me hice tan fuerte como el árbol, la tomé de la mano
la invité a un baile, y bailamos con la música del río
y algo que nosotros pusimos de nuestra parte.

Luego pensé: Ochagavía tiene belleza y arte
cantan los ríos, viajan hacia arriba los árboles;
tiene preciosos rincones para momentos sublimes 
y un aire puro, detrás de un muro para un baile.

Ochagavía tiene muchísimo más..........
pero tanto, en una página no cabe;
ella y yo hemos venido esta noche
pero volveremos, otras, más........;
mientras la suerte no cambie
y no cueste nada soñar............

Jecego


4 comentarios:

Cristina dijo...

No hay dudas que soñar es hermoso mi querido Jesús, nuestra alma se alimenta de sueños y nuestro espíritu de ilusiones.
Me encantó leerte, te dejo un fuerte abrazo, bonito día!

Katy Sánchez dijo...

Un hermoso paisaje sin duda que invita soñar. Un bello pueblo del Pirineo navarro.
El paisaje es un remanso de paz.
Su río, su puente, su quietud y silencio.
Buena semana querido amigo:-)

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Cristina, gracias por tu visita y comentario.
Me encantan los sueños y escribirlo, y muchos más leer tus comentarios. Gracias, espero seguir soñando.
Un abrazo. Isidro Jesús.

Isidro Jesus Cedres dijo...

Amiga Katy. Es tanto lo que me ha gustado este lugar y mi sueño, que he decidido quedarme unos días más embebido en el arrullo del paisaje, la música del río y ese puente que me une a esa otro orilla donde está mi soñar.
Gracias por tu comentario. Un abrazo.
Isidro.