Más allá de mis fuerzas.




Luz misteriosa en ese gigante cielo azul
estrella centelleante en ese espacio sideral,
tu imagen y mis ojos luchan por estar:
yo en tu brillante cuerpo,  y tú en mi alma de cristal.

Jecego.

10 comentarios:

Andrés dijo...

Jesús, concentrados y hermosos versos, sugerentes. Un fuerte abrazo desde Fuerteventura.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo Andrés, de majorero a majorero; feliz encuentro. Hace poco tiempo contacté con uno, pero no lo he leído más. Tengo algún poema dedicado a Fuerteventura, Los colocaré sabiendo que hay quien me lea por la tierra de toda mi familia. Dime de que parte eres.
Un abrazo.
Isidro.

María dijo...

Ojos que luchan por sentir
por mirar en su cuerpo
por reflejar en su mirada.

Un beso.

Pluma Roja dijo...

Bellos versos "yo en tu brillante cuerpo, y tú en mi alma de cristal".

Muy lindo amigo Jecego.

Un fuerte abrazo.

Katy dijo...

El insondable Universo, misterio a pesar de toda ciencia, Siempre inquietante.
Me gusta tu alma de cristal. Cuidala.
Bss

Jacque dijo...

Lindos versos JECEGO ... Adorei ...


BEIJOS
BESOS

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga María; gracias por tu comentario.
Amiga, cuando se mira con el alma, se ve mucho más allá de la piel, hasta allí donde se ocultan las palabras; donde el silencio se hace misterio y el silencio, solo, habla.
Gracias amiga por tu visita.
Un abrazo. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja; En el amor todo debe ser transparente como el cristal para que la verdad luzca y manifieste con claridad.
Un abrazo y gracias por tu visita.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacqueline, gracias por tu visita y comentario.
En la vida solo la verdad sigue su camino sin obstáculos; porque solo la verdad tiene luz propia.
Un abrazo. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, un alma sin brillo, es un alma enferma. Nunca la dejaré enfermar para que perviva a mi cuerpo y siga siendo tu amiga; para que viaje a tu lado como viajera del mundo disfrutando de tu compañía.
Un abrazo amiga, y que Dios sea tu guía.
Jecego.