Hoy es tu día.

                                          Tajinastes, flor de las cañadas del Teide. Tenerife.                  


Cuando nace el amor, razón perfecta de la vida
en el corazón sencillo, palabra a palabra se edifica
un castillo de estrellas, en un cuerpo que se inclina
hacia el mundo ciego y solitario, de la luna llena;

con palabras que son suspiros entrecortados
sin apenas volumen y firmes como piedras, 
porque en la vida, la roca no basta
para asir las palabras a una hermosa cadena.

Y busca esa razón por los jardines y las playas
en esos recovecos que le ofrece la ciudad,
ese momento oportuno que le da la idea
impalpable constructora de amor y vida;

y construyen nuevas palabras con nuevas figuras
con imágenes parecidas, que aúna en ese castillo
que llevan en su mente,  que nadie puede ver, que ha sido
creado por los dos, para mantenerse siempre unidos; 

encerrados en ese mundo del pensamiento
seguros de no ser vistos deambular por su predio,
en busca de esa roca enorme que les oculte
del otro mundo, donde habitan los muertos;

pero solo encuentran una nube de silencio que les cubre
y una voz que les dice: no hay otro amor como el vuestro.

Pero apenas se va la nube, quedó el amor al descubierto
y quedaron los dos cuerpos sin palabras;
porque había terminado el sueño de sus vidas
en un lenguaje de promesas y silencios
bajo un cielo sin estrellas.

Jecego.

6 comentarios:

Katy dijo...

Siempre hermosas rimas, aunque n me gusta el cielo con ausencia de estrellas, ni finales sin esperanza.
Bss

Pluma Roja dijo...

Siempre con un canto al amor con versos llenos de sensibilidad.

La fotografía ¡Fabulosa!

Un fuerte abrazo estimado amigo.

Hasta pronto.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Querida amiga Katy, gracias por tu comentario.
Ya no haré más cielos sin estrellas, ni crearé imágenes sin esperanzas,
haré un mundo hermoso, a tu medida
donde tu seas la estrella del alba.

Un abrazo amiga, y muchas gracias.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja; gracias por tu sutil comentario.
Teniendo los amigos que tengo, debo esforzarme, aunque no lo consiga, en expresar amor por tantos cariños recibidos.
Un abrazo. Jecego.

María dijo...

Amigo, gracias, muchas gracias por tus bellos comentarios dejados en mi blog.

Palabras envueltas en suspiros
que están llenas de emociones
palabras que nacen del alma
de los sentimientos de tu corazón.

Bellísimos versos escritos con tu pluma de oro.

Mi admiración y un beso.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

María, gracias.
Los versos solo son manifestaciones del alma dedicadas a quien se dirigen.
Un abrazo amiga.
Jecego.