Vivir viviendo.


Vivir, viviendo. 
                                                                    Retama en flor.

Vivir con una sonrisa en los labios
en este mundo agitado y turbulento,
es una cruel ironía y amargo tormento
en un jardín de rosas, retamas, geranios y almendros;           

sonreír con una espina clavada
cuando el dolor hace mella en el cuerpo,
es como hacer retroceder el tiempo
o retirar una ola en la playa anclada, por el viento.

Difícil reír cuando el dolor está presente
en tus dedos, cuando el tallo clavó sus     espinas,
y sonreír con el color de un  pétalo y el perfume
de aquella rosa que te ha herido, arrepentida.

Se puede reír ante la belleza de una rosa
y ser feliz, con la reina de las plantas, la retama, 
y llorar cuando tendiste la mano a la rosa,  y se clavó
en tus dedos sus flechas vengadoras;
porque la rosa no es toda flor hermosa
también es espina, tallo y flecha, y llora.

Jecego.

Todo lo que reluce no es oro. Ni todas las lágrimas son de dolor. A veces se ríe llorando.

2 comentarios:

Pluma Roja dijo...

"Vivir viviendo" Una bella reflexión.

Saludos Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja. Vivir viviendo la vida, es la única forma de disfrutarla; cuando no se saborean todos sus momentos, algo vamos perdiendo en nuestro camino.
Un abrazo. Jecego.