Tus ojos, dos luceros.

Foto tomada de Google. Venus y Júpiter.

Tus negros ojos, más que ojos luceros,
son por tus pretendientes admirados,
faros de diamantes con amor esculpidos 
y encendidos en tu frente como faros.          

Estaban en la mina, solos, perdidos,
hasta que un minero descubrió aquel tesoro, 
lo arrancó a la tierra sin ningún decoro  
tallo sus caras y convirtió en diamantes.

Los colocó en tu cara y llamó luceros 
más que Júpiter, más que Venus,
en una cara única en el universo
que yo llamo, amor ciego.

Jecego.

4 comentarios:

Katy dijo...

Hay ojos de todos los tipos y para todos los gustos, pero creo que el secreto está en la mirada, no tanto en los luceros que iluminan una bella cara.
Bss

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, totalmente de acuerdo, las cosas son del color con que cada uno las ve. También el momento.
Un abrazo mi amiga; gracias por tu comentario.
Jecego.

Anónimo dijo...

Ojos hermosos cuando los mira un alma sensible como la tuya..

Hablamos a mi vuelta..

Estrella

muchos pero muchos muchoossssssssssssssssssssssssssss besos y abrazos

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga, tu premio es infinito, muy lejos de mi alcance.
Un abrazo, disfruta del viaje en familia.
Isidro.