Viendo y pensando.



Acabo de recibir dos comentarios
uno de Jacqueline de Brasil
otro, de Cristina de Uruguay;
mientras el viento revolotea en mi patio
y su desagradable música rompe mi descanso,
la voz de mis amigas llenan mi casa con cálidos comentarios. 
.
Las nubes en el cielo corren como desalmadas
no se conocen, tienen formas raras, se insertan, 
se esconden unas dentro de otras y su sombra
oscurece mi sala hasta ahora iluminada;
también mis pensamientos pierden claridad
cuando esos nubarrones ocultan mi casa.  

Pienso:
¿como llegaron hasta aquí los mensajes de mis amigas
a tanta distancia, sin que los rompiera el viento?
¿como atravesaron esas nubes de tormenta, sin mojarlas?
¿como encontraron el camino hasta mi casa?;

magia, debe ser la magia del tiempo que les dio la mano
o simplemente sus deseos se hicieron milagros,
mientras venían sobre los mares, rompiendo distancias
buscando la casa de Jecego, en el archipiélago canario.

Me había olvidado del ordenador y su magia,
    
Jecego.


2 comentarios:

Cristina dijo...

...y olvidaste la magia de tus letras...abrazos mil Jesús!
Que tengas un hermoso fin de semana.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Gracias Cristina.
Un abrazo.
Jecego.