Pensando en ti.

Monte y mar de nubes en Güimar. Tenerife. Jecego.

Iba por los caminos del aire pensando en ti
con mis ojos clavados en tu imagen,
donde sobresalían tus zonas fértiles
como rosas turgentes por el frío
ansiosas por calmar mi sed de rubí.

Era tal la velocidad de mi nube
que resbalaban y caían mis pensamientos
como piedras vanas y sin sentido
sobre el bosque verde esmeralda
que bordeaba mi largo camino.

Se fue aliviando mi peso
y el fuego de mi pecho sintiendo alivio,
mi nube fue perdiendo fuerza,  se calmaba,
mis sentidos fueron tomando conciencia
y  más reposado tomé tus rubíes de su sitio;

quemaban como lava incandescente,
mis manos sintieron el calor de la brasa
saltó mi sueño hecho añicos y desperté;
hasta la nube que me transportaba ardió
y se desvaneció mi sueño con tu imagen a la vez.

Jecego,


6 comentarios:

Katy dijo...

Bonitos sueños te acompañan. Lo malo es es despertar.
Bss

Jacque dijo...

Lindo Poema ... Adorei ...


BEIJOS
BESOS

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Verdad amiga Katy, lo malo es despertar, sudando, y sin nada alrededor. Los sueños, sueños son.
Un abrazo querida amiga.
Tu si que sabes pensar...
Un abrazo.
Jecego

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque, gracias por tu comentario.
Que bonito es soñar cuando el sueño tiene un final feliz.
Un abrazo y hasta luego.
Jecego.

Cristina dijo...

Hola mi bello amigo de letras! ¿Qué sería de nosotros si no tenemos sueños? Gracias a ellos logramos escribir, como estas letras tuyas que desbordaron mis ojos.
Te dejo un abrazo gigante y te felicito por las fotografías de las entradas, son estupendas!

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Cristina, gracias por tus entusiastas comentarios. He visto tu blog y es precioso, te hice algún comentario y me hice seguidor de él.
En la vida todos tenemos algo que compartir, desde una palabra a un todo; si podemos, compartamos.
Un abrazo. Jecego,

PD. Cuando puedas échale un vistazo a mi otro blog de "Apuntes para la Salud". Gracias.