Un cielo, la luna y una estrella.

Esta noche la Luna luce creciente sin velo
en un cielo azul oscuro, sobre el océano,
Venus luce esplendida, soberana y bella
y se comparten todo el cielo, la Luna y Ella.


Delante marcha la Luna, como avanzadilla,
detrás la mágica Venus, más hermosa que nunca;
las dos señoras de la noche, se disputaran al rey del cielo
cuando la alborada, mañana rompa la penumbra.


Y las dos se vestirán con trajes de nubes de colores,
y lucharán para que el sol las cubra con las nubes matutinas,
transparentes a su mirada, que calentarán sus figuras heladas 
en su camino al poniente, abriendo paso al Sol de sus amores.


Las dos piensan lo mismo pero a su manera
no hay conversaciones entre ellas, nunca,
silenciosas, luciendo su belleza, no descansan
cada día cambian su figura a flor de primavera:


las noches son hermosas cuando ellas salen de paseo
y tienen el privilegio de saludar las primeras
en el mismo día, a la noche y la mañana, en el mismo cielo.  


Creo que el cielo no sería nuestro cielo
si faltara alguna de ellas, por lo menos.


Jecego.

14 comentarios:

Patricia dijo...

qué precioso, la Luna y Ella engalanando el cielo y embelesando nuestras almas!

un abrazo fuerte, querido amigo.

Sneyder dijo...

Precioso Isidro, la luna fuente inagotable de inspiración te hace escribir tan lindo.

Un fuerte abrazo apreciado amigo.

Estrella Altair dijo...

Me quedo un rato a tu lado para verlas a ambas, con su traje tan hermoso de nubes de colores, yo quiero un traje así

y me quedo para sentirlas a ambas bajo tu mano en las sombras luminosas de la noche... percibiendo y sintiendo..

Se dará cuenta la luna de cuanto la amamos......

quien saber verdad???

Amigo Isidro, con los poemas.. puedes si quieres comunicarte con el mundo entero..

por que no lo intentas, pero si quisieras..... tendrías más seguidores que la luna...

no me cabe la menor duda..

Un beso fuerte bajo las sombras de la luna

Garcibáñez dijo...

El cielo es todo un espectáculo, cambiante e inspirador. Pero hay que saber apreciarlo, la mayoría no saben, no quieren saber o no tienen tiempo.

Un fuerte abrazo.

Katy dijo...

las noches son hermosas cuando ellas salen de paseo

Ya lo creo sin ellas el cielo está oscuro, sin luz.
Así todos somos importantesy el mundo no sería igual si no estuvieras tú.
Bss y feliz semana

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Isidro!!!

¡Preciosos tus versos! Ay que ver cuanto te inspiran la Luna Venus. ¡Siento envidia de esas dos!
Ya me gustaría estar ahí bajo ese cielo azul de Tenerife...

Es un excelente poema amigo Isidro.
Muy bien medido y deliciosamente plasmado. Eres un artista de letras. Mi enhorabuena. Un abrazote y se muy feliz.

Jacque dijo...

Lindo Poema... Usando o tradutor acho que mudou um pouco o sentido...
Eu adoro a noite, a lua... Acho lindas...


BESOS
BEIJOS

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Patricia, gracias por tu visita que sirvió para engalanar mi blog.
Precioso tu comentario, procuraré poner más estrellas en el cielo para ponerle a una tu nombre.
Gracias por tu visita y comentario.
Un abrazo. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Sneyder, gracias por tu lindo comentario, nadie podría ensalzar a la luna si no existiera y fuera como es; ¿que sería del mundo si no existiera la mujer?, sencillamente no tuviéramos nada, solo tierra y plantas...
Que puedo decir de la mujer? solo y nada más, que es: el puntal de la humanidad. Sencillamente, TODO.
Un abrazo amiga por seguirme leyendo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, gracias por tu precioso comentario. Leyendo las palabras que acabo de leer en estos momentos, solo me cabe esforzarme por escribir bonito, por eso, como mis dotes no son grandes, recurro a mi corazón para piense por mí, yo solo lo transcribo.
Dices que con los poemas puedo comunicarme con el mundo entero; mi mundo son los que me leen, y dejan plasmados sus comentarios en mi blog, eso ya lo tengo en ustedes.
Un abrazo y gracias por formar parte de mi mundo.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo Garcibañes. A mi me encanta el cielo por la noche, cuando salen todas ELLAS, estrellas y luna; por el día solo el Sol, pero es tan prepotente que no permite que le mire.
Ellas, las estrellas y la luna se visten de todos los colores y formas con las nubes, solo para que las miremos desde la tierra, son intocables, pero inspiran y aconsejan cuando hablamos con ellas.
Un abrazo amigo. Gracias por tu visita.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, que belleza de comentario. En la noche todos somos iguales, quizá por eso Dios hizo el día, para distinguirnos.
¿Que sería de las joyas, si no hubiera una mujer que las luciera?
¿que sería de las perlas si no estuviera el cuello de una dama para calentarlas? sencillamente carecerían de brillo..
Asi estaría mi blog si mis amigos/as me fallaran.
Amiga, un inmenso abrazo por tus palabras.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque, el traductor siempre cambia un poco el sentido, y a vecs cambia mucho.
Yo te traduzco directamente solo leyendo; cuando me parce raro, busco la palabra a traducir.
Gracias por tu visita y tus comentarios, siempre muy bunos.
Un abrazo. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

María Fligueira, no puedo entrar en tu blog