Recuerdos.

Con los residuos de la memoria
se pueden hacer historias enormes
sin temor a que se caigan;  la memoria es fiel,
solo hay que evitar que se borre
y hacer con ella una torre 
tan alta como la historia. 


El fin de la memoria, es construir
palabra a palabra y página a página,
trayendo del pasado al presente, sin errores
de forma, ni de matices, ni pasiones, ni orden;
porque solo la verdad, es historia  guardada en
esa nube invisible, sin forma que llamamos recuerdos.


Los recuerdos son historia cuando no están adulterados.


Nunca destruyamos la verdad aunque no nos guste,
tampoco la distorsionemos con paginas de nuestro agrado,
historia solo es lo acontecido, bueno o malo,  el resto es mentira;
y no es bueno engañar al hermano, a veces, es degrado. 
distorsionar episodios, porque dejan de ser verdadera historia,
y se convierte en lucha entre falsos, buenos y malos hermanos.


Piensa, dí lo que recuerdas, no lo que imaginas, o te han contado. 
Cuenta tu historia, y deja que el vecino cuente la suya..
La tuya es verdad si la cuentas como la viviste.
La del otro puede ser o no. ¿Lo has pensado?


Jecego.

6 comentarios:

Jacque dijo...

Tu sempre tem idéias boas para escrever no Blog... Escreves bastante... Eu nunca saberia escrever assim...


BESOS
BEIJOS

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque; escribir es un hábito como el ver la televisión o ir al cine.
Amiga, gracias por tu comentario. esa es la principal motivación para el que escribe, saber que hay alguien que le lee.
Un abrazo y gracias por tu visita.
Jecego.

Estrella Altair dijo...

Contar la historia es siempre quedarse con lo mejor, con momentos puntuales, nunca se es completamente fiel a lo que aconteció, creo que el cerebro se encarga de guardar lo mejor y así ayudarse para tirar..

Un beso... haciendo en ese sentido lo que se puede..

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, gracias por tu comentario.
Me encanta la verdad, es la única forma de expresarse que no necesita de la memoria.
Un abrazo mi amiga, gracias por tu visita.
Jecego.

Marina Fligueira dijo...

Hola Isidro. Como siempre, interesante y delicioso tu texto.
¡Cuanto me gusta tu nombre!........
La historia -vida o como queramos llamarle, de cada uno, que ha vivido un trayecto largo, creo yo que no se hade contar con pelos y señales, siempre queda un poco de tinta en el tintero.
Hay cosas -secretos que se quedan a buen recaudo. ¿Quien no lleva un secreto que nunca contará a nadie? Creo que todos llevamos un algo... dentro que no contamos nunca.
Un abrazo mi rey del Mediterráneo.
Se muy feliz.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Marina, gracias por tu visita y comentario. El que cuenta TODO lo suyo se queda desnudo.
Un abrazo amiga, que la vida te trate bonito.
Jecego.