He visto llorar a un pájaro.

 He visto llorar posado en una rama 
a un gorrión de la planicie,  y también,
como sus lágrimas caían en tierra bana;


como una mosca en parte la libaba, y 
aunque la sentía salada,  agitaba sus alas
y seguía libando, aquellas amargas lágrimas.


A veces, las lágrimas de uno cuantos
son algarabía de otros tantos, malvados,
aquellos que provocan el sufrimiento y el llanto.


El gorrión lloraba por la pérdida de su nido
y lloraba, y lloraba desconsolado su gran pena,
la mosca se beneficiaba de sus amargas lágrimas;
y el holgazán que había robado su nido
presumía de su hazaña, el haber burlado al pájaro
que había hecho su hogar y engendrado sus hijos. .


Pobre ser, ignorante, con forma, pero sin calidad humana,
que no piensa en el dolor ajeno, ni que su hazaña, 
"su cruel fechoría"  ha roto muchas vidas, 
y ha costado muchas lágrimas......


Jecego.

8 comentarios:

Jacque dijo...

Lindo Poema, mas triste... É muito triste chorar...


Beijo
BESOS

Pluma Roja dijo...

Triste este poema pero contiene una magia bellísima.

Felicitaciones.

Un fuerte abrazo amigo Jecego.

Marinel dijo...

Son éstos,seres sin corazón, sin conocimiento alguno de los buenos sentimientos,solidaridad,respeto y un largo etcs...
Aún me sorprende que exista gente sin sensibilidad y amor,pero lo cierto es que la hay.
Preciosos versos,muy sentidos.
Besos.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque, gracis por tu comentario. Ayer y hoy he estado ausente, espero mañana estar al día con mis amigos.
Un abrazo, Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja, gracias por tu comentario; gracias por la magia de tus palabras, gracias por ser mi amiga.
Un abrazo, buen día. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Marinel; gracias por tu comentario. En esta vida hay de todo...... por desgracia para todos.
Un abrazo. Jecego.

Flor dijo...

Desgraciadamente hoy en día hay mucho holgazán por ahí!!

Lindo poema.

Besos
Flor

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Flor, que agradable sintonía, es un placer tenerte de nuevo como amiga y comentarista.
Un abrazo. Jecego.