Me gusta.


 Me gusta oír en el silencio
mirar en la oscuridad absoluta,
hacer consciente lo inconsciente
y crear una hoja de ruta;


donde el pensamiento se haga imagen
y la imagen verdad pura,
sucediéndose los momentos
de la vida silente y oscura.


Hablar libremente al viento
orientando el camino a mis palabras,
que se puedan escuchar en otro tiempo
diferente a la ignorancia;


para que abandonen el desierto
donde se encuentran encadenadas,
y retornen a la playa calida
arrastradas por el poderoso viento.


La necesidad de hablar se desvanece
cuando no se escuchan las palabras,
que sucumben en el silencio
donde muere la esperanza,
de oír su voz en el desierto.


Jecego.

Cuando muere la esperanza, se lleva consigo la palabra que la nombraba.

8 comentarios:

Lua Negra dijo...

O silêncio está cheios de sons...
Linda poesia!!!!
Boa semana e bom dia.
Beijos mágicos.
Lua.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Lua, gracias por tu comentario.
El silencio, muchas veces, es más elocuente que las palabras. Pero las palabras tienen magia.
Un abrazo amiga. Voy a ver tu blog. Jecego

Jacque dijo...

.................

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacque, el silencio es a veces más elocuente que las palabras. Gracias por compartir esa idea, y gracias por compartir tu sabiduría.
Un abrazo.
Jecego.

Estrella Altair dijo...

El silencio es necesario Isidro..

y aunque muera alguna esperanza, quizás sea necesario para que otras nazcan..

y ese nacimiento es esperanza... que llega nueva y agradable..

y otras se van..... es así como la vida misma..

Un abrazo.. muy muy fuerte..

María dijo...

Me gusta escuchar la melodía del silencio en la noche llena de paz y tranquilidad, y me ha gustado leer tus versos, siempre un placer venir a tu rincón.

Un beso.

Anónimo dijo...

te quiero

Anónimo dijo...

ME GUSTAS NO POR LO QUE ERES SINO POR LO QUE SIENTO CUANDO ESTOY CONTIGO TE AMO MI PECHOCHO ELGAR