La muerte no existe. (Repetida)

La muerte no existe.



Hoy les contaré un secreto sensible
que llevo encerrado en mi alma,
les comunicaré una historia increíble
pero historia real por mi soñada;


nada perdura en la tierra
todo termina siendo ella,
y buceando en los límites de mi ser
solo he encontrado frágil materia.


Yo, como ser vivo, pienso, existo
pero mi pensamiento, no es materia;
es alma llamada recuerdo, y queda
en la memoria de mis amigos;


por eso ahora digo: yo no muero
cuando mi cuerpo muera,
seguiré en este mundo, ahí fuera,.
sin el lastre de mi cuerpo, y
mi memoria como recuerdo solo queda.


Creo que el cuerpo es una máquina
que obedece al pensamiento,
que solo vive un momento
mientras el pensamiento quiera;


que solo el alma prospera y sigue
su marcha solitaria, si no se olvida;


que es bueno recordar aquel cuerpo
hablarle como si lo viéramos en vida,
porque su alma está a nuestro lado
haciendo lo que su cuerpo hacía.


No duden los que no creen en el alma
los que no quieren o no saben amar,
porque la vida del alma es otra historia
a la que no le van las lágrimas del llorar.


El alma no es materia, solo espíritu puro
y no puede morir como tal;
será:
amor, risa, felicidad, sueño, luz o viento,
y es como le debemos recordar.


El alma nunca muere,
porque no tiene cuerpo terrenal;
no importa que se lleven tu cuerpo
porque tu alma siempre quedará


Jecego.

Amigos del alma;  la vida es sueño, y a mí me gusta soñar.

8 comentarios:

Jacque dijo...

Aqui anda não veio..........
A morte existe quando se é abandonado..... trocado por uma BRUXA

Pat.mm dijo...

Querido Jecego, volveremos de donde venimos y seguiremos etérnamente.
Un abrazo, amigo. (Tiempo, tiempo sin verte!!)

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Jacqueline; Solo muere el cuerpo; el alma sigue viviendo en la memoria de sus amigos,
Amiga. Un abrazo. Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pat. mm, gracias por tu visita y comentario. Cuando el cuerpo muere, el alma escapa del frío y sigue ocupando la memoria de sus amigos.
Un abrazo, gracias volver.
Jecego.

Katy dijo...

Cada uno es libre de pensar y sentir como quiera. Personalmente comparto tu visión, El alma es etérea y por tanto no puede morir como la carne. Pero aunque asi fuera permaneceremos vivos mientras haya alguién en quién hayamos dejado huella.
Un beso

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, estoy de acuerdo contigo, nadie muere del todo si ha dejado huellas a su paso. Y pobre de aquel que no supo dejar su marca en la tierra.
Un abrazo amiga,
que Dios nos bendiga.
Jecego.

Estrella Altair dijo...

Tienes razón, cuanta alma de ti hay en los que te aman..

hay en guimar...en tus arboles, en tus poemas.. en este blog..

en el mundo en general, somos de verdad algo pequeño pero unido a todo..

esta es bella y tan romántica..

Un abrazo ... querido amigo....

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, gracias por el lujo de comentario que me has dejado.
El mundo está hecho de tantas cosas, que hasta nosotros, pequeños seres humanos, formamos parte de este TODO.
Amiga, se observa que el cálido aire de Valencia te ha sentado bien.
Gracias y un abrazo por tu presencia.
Jecego.