Tu infierno me quema.
















Soy débil ante tus ojos,
ante el mundo soy fiero,
ante tu escultura soy mármol
y ante tu infierno, soy cielo.

Miro tu carne rosa, imagen de flor temprana
baúl de un corazón tierno y bueno,
soy de tu alma cuna y almohada 
y de tus ojos espejo y fuego eterno;

y siento mi alma tímida ante el reto
de un mundo nuevo de aristas sin salida,
donde mi alma triste y dolorida
se enfrenta al infierno de tu cuerpo;

que me quema cuando lo veo
aunque me atraen las llamas de tu infierno.

Jecego.
.                                                                                            

4 comentarios:

Pluma Roja dijo...

"Soy débil ante tus ojos,
ante el mundo soy fiero,
ante tu escultura soy mármol
y ante tu infierno, soy cielo".

Qué debilidad tan bella, nos debilitamos ante el amor.

Un poema bellísimo, como acostumbras mi estimado Jecego.

Estrella Altair dijo...

Pues yo amores con infierno no quiero ninguno..

quiero amores, claros, despejados, sin ataduras, libres y bondadosos..

pero infiernos Isidro, ya la vida sola nos va mentiendo sin quererlo nosotros en infiernos, duro de salir.

al menos que al amor..

sea lindo.. y generoso.

Un besazo

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Pluma Roja;
tus palabras son mi cielo cubierto de auroras. escribes precioso, y tus palabras llegan a mi alma.
Que Dios te bendiga y que nunca me falten tus enseñanzas.
Un abrazo amiga, feliz fin de semana.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, mee encantan tus palabras; yo como tu pienso que el amor es un halo que viste a las personas para celebrar su estancia en la tierra. Todos los que vestimos esa ropa, serán felices porque dentro de ella han encontrado lo mejor de la vida; aquellos que no la visten, seguirán buscando sin esperanzas, porque su inconformidad no les deja ver más alla de su pensamiento.
Amiga, un abrazo, y que este fin de semana sea todo un lujo de felicidad con los tuyos.
Jecego