Saludos a mis lectores venezolanos.

Me llamo Isidro, viví en Caracas 7 años, en la Avenida Principal de la Alta Florida, en una casa que se llamaba quinta Pelusita. Trabajé siempre en farmacias:  farmacia Coche, la Rinconada, Bellas Artes, la Colina, farmacia Petare y Bataglia; siempre haciendo guardias por las noches; por el día, en la farmacia Faría en la avenida los Mangos, y en la farmacia la Rinconada, dentro del mercado la Rinconada . En Caño Amarillo, droguería Farvenca, y mi primer trabajo en la droguería Hayek en Quinta Crespo.
En Maturín trabajé un año en la botica nueva, propiedad de Don Juan, una excelentísima persona, a la que le estoy muy agradecido. Me vino a la memoria su recuerdo porque tengo un lector de ese lugar que no le conozco todavía, ya me dará algún dato y nos comunicaremos.
Mi señora trabajó como profesora en el colegio Jardín Franciscano de Chapellin, Caracas. Recuerdo a la profesora Gloria, muy amiga; a Práxedes y toda su familia, al  director del colegio. A todos les deseamos mucha suerte, Carmen y Jesús.
Tuvimos unos vecinos en La Florida que llevamos en el alma por su bondad, Dr. Oswaldo Bastardo , señora e hijos. Así como a Victorio, Marisa, Antonieta y su hermano.
Un abrazo para todos y gracias por todo lo bien que nos  trataron.
Hoy,  ya retirado de mi profesión me entretengo escribiendo tonterías. Mi señora, como siempre, lee y cose.
Un abrazo al pueblo venezolano, desde Güimar Tenerife, Islas Canarias.


Isidro Jesús y Carmen.

4 comentarios:

Flor dijo...

Yo he estado también en Venezuela, he vivido en Caracas en Los Palos Grandes, trabaja de secretaria ejecutiva en una oficina en una torre del Centro Plaza también en Los Palos Grandes.

Ah! Hombre!! escrives tonterias?
mi poeta romantico????????

Besos
Flor

Katy dijo...

Jajaja, Isidro os gano yo viví en en Venezuela 15 año, mi niñez transcurrió en Valencia y mi juventud en las bellas playas de Caribe (Barcelona y Puerto la Cruz) Conozco maturin y casi toda Venezuela, desde los Andes al Orinoco. Y no solo la conozco si no que la llevo en el corazón.
Así que me sumo a ese saludo tan cariñoso.
Un abrazo y no dejes de escribir esas tonterias...

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Flor, como acabo de descubrir todos tenemos un poco de aquella gran tierra y de sus gentes. Que bueno es hablar cuando tenemos tantas cosas hermosas que decir.
Conocí apenas Caracas, porque solo tenia libres dos días a la semana, uno iba a la Cruz Roja como voluntario, y el otro día iba a clases de protesico dental.
Como dice Katy, solo soy una hoja del libro de la vida.
Un abrazo amiga internacional, mi ejecutiva.
Jecego.

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Katy, me das dos vueltas. A Valencia solo fuí una vez con mi señora y mis tres hijos (ahora dos), y apenas nos pusimos los bañadores, apareció en aquellas preciosas playas, la aleta dorsal magestuosa de un tiburón, que nos
quitó las ganas de baño. Nos volvimos a Caracas y no recuerdo de volver a ninguna playa.
Creo que Venezuela es un paraíso en la tierra.
Un abrazo amiga, gracias por darme la oportunida de encontrarte dos veces en una tarde, y poder leer una página más de tu enciclopedia.
Jecego.