Buscando.




Valle de Güimar desde el monte.











Buscando las aguas de tus lagos
me sumerjo en las llamas de tu pecho,
y sin encontrar una lágrima de tus sueños
me abrazas con la leña de tus brasas;
en las veredas de tus rios llenos
del agua que brota de tu fuente,
y ni siquiera apagas mi sed
con un sorbo de tus labios en mi frente.

Soy un enamorado de tus caminos
y te recorro buscando tu naciente,
curvas y más curvas que me pierden
sin encontrar mi destino, tu fuente;

y no quisiera morir de sed buscando
el origen de tu rio en los barrancos,
sin probar siquiera un vaso cristalino
del agua de tus nacientes manando.

Pero ya cansado de recorrerte
turbia mi memoria del camino andado
en busca de tu fuente para beber,
el agua de tu rio en tu naciente;

abandono las orillas de tus silencios
para beber agua de algna fuente abandonada,
donde a cambio no me pide nada
y cura la sed de mi alma;

dejandome beber lo que quiera
y refrescar mis piernas cansadas,
lejos de la llama de tu pecho
y lejos de tu fuente encantada.

Donde no existan tus lagos
y  esten tus brasas apagadas,
por la propia agua de tus fuentes
condenándote por no darme tu agua.

Jecego.

PD. Les invito a leer dos anteriores: que sabemos de nosotros mismos y
                                                       pedacitos

4 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Eso... eso mismo siento yo cuando estoy en las veredas.. de mi sierra... esa sierra amada, sin la que no puedo, definitivamente vivir.

Vuelvo y vuelvo para encontrar eso que sólo encuentro allí, entre pinos, castaños, conejos, arañas y flores de todas clases y soy feliz.. y me recupero de todas las horas sedientas...

y cargo pilas.....

y vuelvo a ser yo misma y todos los que me antecedieron..

Besos.

P.D.

Esta es linda de verdad.. tu quizás creas que es peloteo... pero no lo es..

Un beso

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Estrella, yo me creo todo lo bueno y lo malo, pero de tí solo espero la luz que alumbra mi camino. Yo tambien soy un enamorado de la naturaleza, tenemos en el monte (las Dehesas) un buen trozo de terreno, con castaños, ciruelos, duraznos, parras, nogales, manzanos, peras y aire de los pinos, lo mejor de todo. Me gusta ir y relajarme y lo consigo. Yo soy un campesino reciclado, por ello soy feliz conmigo mismo.
Jecego.

incal dijo...

llego aquí por primera vez ...y realmente me gusta este lugar, sus palabras, imágenes y sonidos.

estaré visitándote.

Saludos desde Montevideo.
LUIS

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amigo Incal, se bienvenido a esta tu casa. Es un placer recibirte y ofrecerte una silla virtual para que te sientas comodo.
Desde este rincón del mundo, un abrazo que te abligue a quedarte por acá.
Un abrazo, deseándote te encuentres bien.
Jecego.

Talves te interese tambien mi otro blog de solo unos meses de eadad relacionado con la salud.