Los sueños solo son sueños.


Te encontré sin buscarte en el aire de tu gracia
fingiendo la envoltura de un frágil sueño;
parte ilusión inscrita en la tenue y fría lluvia
y parte mariposa revoloteando tu cuerpo.

Sentado junto a un castañero,viendo pasar la nube de rocío
que lloraba su fina y silente agua sobre mi blanco pelo,
sentí que me traía aquella imagen tuya que  soñaba      
en el mágico espejo de la nube de agua
que atravesaba la copa del castañero,
y dibujaba las formas fantástica de tu cuerpo
bajo la sombra gris que me daba aquel árbol, mi cielo.        

Un rayo de sol me trajo el arco iris
que coloqué alrededor de tu cuello,
dejando caer sus estremos
sobre las curvas de tu cuerpo;
para que su arco se convierta
en la corona de tu cielo.

Yo no sabía que tu imagen me miraba
desde el otro lado del rocío, mi espejo,
cuando se rompió mi cielo de hojas del castaño
y unas gotas gordas de lluvia
rompieron la sutileza de mi embeleso;
dejando al descubierto que los deseos,
a veces solo son,  frágiles sueños.

Jecego.

4 comentarios:

Katy dijo...

No solo a veces, nuchas los deseos,
asolo son frágiles sueños.
Pero aún así si somos connscientes de ello es hermoso dejarse llevar.
Un abrazo Isidro

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiaga Katy, estoy de acuerdo contigo, solo al final del camino sabremos si hemos dejado de soñar.
Un abrazo amiga, y sigamos soñando,
Jecego.

Estrella Altair dijo...

Isidro.. soñar.. es fácil... es verdad... y junto a ese castañero que dices mas...

el castañero... que bonito... yo no llamo así a mis castaños.. digo castaños...

y mirar a las nubes y ver.. lo que deseamos..

... y al mismo tiempo dar gracias por lo que SI tenemos, por lo que somos y por lo que tenemos que seguir siendo.. y así fundirnos con esos paisajes, que ven como nuestros días pasan..

Adios castañero

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Amiga Altair, gracias por ser esa nuve que envuelve mis castaños; siempre somos lo que queremos ser, pero a veces se impone la verdad, y somos lo que los demás desean que seamos.
Yo soy feliz siendo lo que soy y apreciando lo que que veo en las nubes de mis sueños.
Un abrazo amiga, seguiré buscando castañas bajo mis castaños castañeros.
Jecego.