Amaneció triste la rosa,

Amaneció triste la rosa.
(cavilaba un pajarito desde una rama).


Que triste está la rosa en su asta
me gustaría cantar cerca de sus pétalos,
pero no me atrevo acercarme a ella
puede que no le gusten mis trinos;

puede que esté triste la rosa
porque no se realicen sus sueños,
y mis cantos puede que rompan
los hilos que le unen a ellos.

Está triste la rosa
yo creía que el dolor
no se apreciaba en ellas.

Pero observo que también las rosas

sufren como los pájaros

cuando les falla su estrella.

Seguro que le faltó el agua
sus pétalos se marchitaron
y bajaron su cabeza;

la rosa dejó de ser hermosa
sus tallos se doblan y miran al suelo
y por eso está triste la rosa.

Jecego.

No hay comentarios: