Devosión a la madre.


Devoción a la madre.

Sé porque te amo madre,
se que de ti soy parte;
por eso y mucho más madre
te amo apasionadamente.

Madre, te tengo apego infinito
te amo de la tierra al cielo,
mi pena no tiene consuelo
y cuando quiero callar, grito;
cuando estoy  callado te llamo
y  cuando oigo tu nombre:
más te amo, te llamo y te siento.

Cuando estamos juntos
en mi pensamiento, madre,
te siento dentro de mí, tan adentro
que no sé qué parte es la tuya
ni cuando es  mío, tu aliento.

Tu amor por mí, madre, es tan grande
como el mío por ti,
infinito  de ida y vuelta al mundo;
tan profundo, como el mar océano,
tan libre como el viento,
y sublime como el mismo Dios.

Madre, solo Dios te iguala,
solo Él lleva tu esencia;
y solo yo y mis hermanos amigos
llevamos de ti tu herencia.

La llevamos por todo el mundo
desde nuestras orillas al infinito
de ida y vuelta: nombrándote
hasta que se acabe el cielo

Jecego. 04/05/17.

No hay comentarios: