No comprendo este confuso sueño.



No comprendo este confuso sueño.
Yo que creía ser tu dueño, y al despertar
vi con la luz del día, que mi sueño se perdía
entre raíces invisibles de un confuso sueño.

Ahora despierto temo,
volver a soñar aquel sueño que se iba,
por un sendero viejo, apenas sin huellas
de haber sido andado tantas veces, en el tiempo;

y trato de adivinar que ha sucedido
en mi tiempo si nada ha cambiado,
y todo se ha perdido sin remedio
queriendo soñar, si ya no sueño.

La vida es un sueño del que nunca despertamos
hasta que un día, perdemos el rumbo
y dejamos de soñar;

entonces, en la oscuridad nos quedamos
esperando la luz con la volveríamos a soñar
despiertos, en el mismo lugar.

Jecego.