Día. Ayer, hoy y mañana.

Día.

Hoy te levantaste sin llamarte,
tenías tu itinerario gravado con dos historias;
la que cuentas y la que ocultas,
que contarás cuando la luna salga;

suerte te desean las estrellas
que el cielo ocupan, porque a ellas
no puedes engañarlas
ya que conocen tu arte, para contarlas;

ayer, triste ayer,
hoy, imágenes repetidas;
playa sin sol, solo imágenes laxas,
contando historias, con sombras de palabras;

hoy se oculta el sol detrás de nubes hermanas;
unas blancas, otras negras y otras extrañas,
que ocuparán su espacio en la playa
mientras crean una historia, para la luna, mañana.

Ayer, hoy y mañana, fracciones del mismo tiempo
que se aúnan en una historia fantasma;
para crear en la mente que escucha
la imagen de un día soleado en la playa.

Los días cambian pero no vemos su cambio.
Lo vemos, cuando paseamos por su tiempo,
lo distribuimos como queremos,
los pintamos del color que nos da la gana
y lo contamos como historias nuestras, sin verlo.

Jecego. 21.03.17.