No digas a nadie cuanto te quiero.



No le digas a nadie cuanto te quiero, te dirán que mientes, que esa enorme montaña de pasión, no cabe en la tierra, mucho menos en un pecho. Jecego.