Isla, yo quiero ser un pino.

Isla, yo quiero ser un pino tuyo.

Dedicado a la pequeña y mediana empresa.
Aquella que daba más del 60% del trabajo,
extinguida por los impuesto abusivos del estado
en apoyo de los bancos y grandes empresa
automatizadas…y amigos...

Hace frío, lo siento en mis raíces
siento la ira del que quiere y no puede,
de ti y de mi, al mismo tiempo. Sabiendo
que tu agua no es mi sangre, lo entiendo.

También, que tus elementos no son los míos. Pero
insisto en querer ser un pino, en vez de un hijo,
escurriendo mis raíces entre tu tierra
buscando tus nitratos, entre los riscos.

A fuerza de pedirle a las nubes, agua,
al viento fuerza, al sol luz y calor, y a la luna
su sombra entre los recovecos de la noche,
con la música del viento en las ramas de mi pecho;

por si puedo de alguna forma librarme
de la armada invencible, de éste “viento”
que nos derrota, nos humilla, nos roba y
nos mata, para él, hacerse gigante injusto
como gobierno en apoyo ajeno, vejando lo nuestro.

Nosotros, todos, menos ellos, volamos
colgados de una rama del viento; vamos
subiendo a refugiarnos del fuego vil que nos amenaza
si no cumplimos, con la llama de un incendio,
haciendaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.

Huyamos, viene hacienda, huyamos lejos
donde no lleguen sus tentáculos, huyamoooooosss
pequeño y mediano comercio.....
queremos justicia, no verdugo y viene haciendaaaaaaa;
por eso quiero ser:
antes pino que humano en mi tierra.

Amigos. 10/01/17.