Bordeando al viento. La felicidad.


Bordeando al viento. La felicidad.

 Por tus orillas voy buscando algo tuyo, siempre:
en el monte, en la mar y en las páginas del silencio;
algo escrito, tu voz, tu imagen, tu sombra o algo
que me hable de ti y no encuentro;

siquiera una huella tuya, invisible a mis ojos, pero
que huela a ti, señal de un momento, pasado;

te busco felicidad en los recovecos,
de mis caminos andados en mi tiempo;
se que estás cerca de mí, como un sueño
esperando el momento para regalarme un beso.

Mientras, seguiré bordeando tu recuerdo,
aspirando tu aroma,
viéndote en mis sueños
y reconociendo tu sombra
hasta que termine mi sueño.

Jecego