Bello amanecer.


Bello amanecer tenemos hoy
rojo horizonte sobre Gran Canaria;
se vaciaron todas las rosas rojas
y cubrieron el horizonte de sus montañas;
como si una lluvia de rayos de sol
bajaran para pintarla.

Bello horizonte
fue nuestra alborada,
en una imagen captada de un instante
cubierta con pétalos rojos de muchas rosas;
que luego el sol quemó para siempre
y dejó las montañas desnuda de la magia,
que la pintura que las rosas habían dado
con su sangre generosa y valiente.

Luego el sol que había modelado
la sangre de las rosas en ese entorno;
huyó del lugar devolviendo a la montaña
su color verde azulado de siempre;

Ahora cuando el sol se ocultó
detrás de las nubes que pasaban;
vuelve a lucir Gran Canaria
erguida sobre el mar que le baña.

Verde, azul y blanca.

Jecego.