Optimista.

Optimista.

Así deberíamos ser todos
optimista hasta los huesos,
nada hay como ser optimista
y disfrutar de lo que nos da la vida
conformes con el momento;

he visto a la luna hacerse enorme,
a una lágrima hacerse llanto,
y he visto como tus encantos
cuando los miro, se esconden;

y al momento asomarse a tu ventana
apuntándome a los ojos, como balas;
y no ser para dejarme ciego si miraba
sino como flechas de Cupido para el alma;

he visto llorando al  sol
con lágrimas de cocodrilo,
y sentido en mi piel dolorido
la dulce caricia de tu mano;

soy optimista en mi vida
solo veo lo bueno que he vivido;
lo malo lo he perdido en el tiempo
y olvidado su camino;

soy optimista en mis sentidos
llevando tu imagen conmigo;
optimista hasta la muerte,
camino de rosas, mi camino….


Jecego.