Ocultame en tu sombra




Ocultarme en tu sombra.

Hoy que malherido oculto mi dolor,
que en mi mano llevo la muestra roja de mi mal;
hoy que sé lo que es dolor, finjo alegría con mis ojos
y leo páginas farragosas en mi entorno que veo yo solo.

oh, preciosa dama, imagen de mi sino,
ven a darme la luz que borre esta sombra;
que en mis manos tiemble la luz de tus soles
y en mi pecho se apoyen tus senos;
para que solo sea la de un abrazado cuerpo,
y la sombra sea una sola en el suelo.

Será hermoso beber en la misma copa,
un placer sentirse unido;
y no perdidos  en un camino sin nombre
detrás de una página con nombre fingido,

Nunca mujer arranques esas páginas que se escapan
del libro de tu vida, ni ocultes para, ni por nada;
son páginas de tu libro y te harán falta
cuando quieras contar como te ha ido, mañana.

Y cuando se acabe nuestro camino,
cuando tu luz sea de un solo rayo,
cuando el silencio tenga voz y hable
tendrás tu libro con todas sus páginas
para ti sola, con tu sombra y mi nombre.


Jecego.