Yo procuro escribir de lo vivido, lo que retengo.

Yo procuro escribir de lo  vivido, lo que retengo.
También imagino mucho y escribo.

Revivo momentos que se han fugado
y dejaron una luz pequeña en mis ojos,
los aproximo y desnudo lentamente
como una sombra, una nube, un silencio,
extraviado en la noche del tiempo
y que aún respira en mi pecho;
quizá esperando mi llegada y ayude
a ser lo que fueron en la comisura de mis labios.

No se si este momento es hoy, ayer o será mañana,
si soy realidad o solo recuerdo;
o soy una palabra que se quedó congelada
en las orillas de mi silencio;

si un abrazo inacabado por fatiga de mi cuerpo;
si una lágrima que no llegó al suelo;
o un beso sin refugio
cobijado en mis labios
buscando los tuyos;

no sé nada, no soy nada, solo recuerdos,
silencios y palabras
buscando en el tiempo
sin encontrar nada
fuera de mis recuerdos;

hoy se asomó el sol; entro por la ventana
me dijo: buenos días amor,
me sonrió, y se fue; hasta mañana, creo.

Jecego. Miércoles 16 de marzo del 16.