La fe es el principio.

La fe fue el principio.
Las letras hicieron el resto,
lo escribieron todo a su manera
y dejaron todo en su sitio;
se formaron las palabras
se borró el silencio
se hizo todo sobre la nada
surgiendo la voz del silencio;
unas letras me dan nombre
y el viento me llama,
mi nombre le responde
y se aproxima a la llamada.
Se hace camino cuando ando
se hacen huellas con mis plantas
grietas en mi viento
y lenguaje mis palabras;
me alimento de mis sueños
me bebo mis palabras,
mis pensamientos adquieren nombre
con figuras que se plasman
ante mis ojos atónitos
de tanta belleza extraña.
Creo en algo que me supera
que no llego a comprender;
que de la nada, surja todo,
y de todo no quede nada;
un mundo de masa temblorosa,
se hace mar, cielo, tierra, río o rosa;
con la fe que yo le miro
y ese calor que me abrasa
antes de volver a ser polvo
aire, silencio y nada.

Jecego. Lunes 20 de marzo del 16.